jueves, 23 de mayo de 2013

Todo sobre mi Huerto



     Paulina, me llena de agrado y satisfacción que, cuando leas estas líneas, compruebes que lo que se desea, por un medio u otro, casi siempre se obtiene, y que como un día soñaste en alto, "Parece mentira que un lugar dejado de la mano de Dios se pueda convertir en un oasis como este", "Por fin lo han llegado a ver mis ojos".

     Este blog únicamente tiene el propósito de mostrar a los demás los avances obtenidos, en el cultivo de hortalizas, después de un laborioso trabajo y muestras de infinito cariño hacia las plantas sembradas.
 
    
     El año pasado leí por Internet que los parados y jubilados, de algún Municipio de España, ya podían solicitar la gestión de un huerto de ocio. Cómo en el Municipio donde yo resido no existe esta opción, he decidido cultivar mi propio huerto, en el terreno no construido de la Villa que habitamos.
     El huerto es una vía de escape a la rutina y a esta sociedad consumista que nos tiene aborregados. Para mí, ha sido una bendición y me ha hecho tener otra visión del mundo. Cuando después de la faena me quedo mirando al trabajo realizado o al progresivo crecimiento de las plantas sembradas, es una forma de relajarme y de pensar en cosas en las que nunca había pensado. Y con eso ya soy feliz y me siento compensado.

     Cuando los labradores de toda la vida echan pestes de la agricultura por los bajos precios, aparece una tropa de nuevos agricultores que busca la desconexión y el reencuentro con la naturaleza.

La Vida al aire libre
     Las labores del campo demandan esfuerzo pero a su vez brindan satisfacción por los resultados obtenidos, por lo tanto he decidido "predicar con el ejemplo" y cultivar una pequeña superficie de terreno que tenemos en la villa. Allí llevó a cabo una recuperación de las labores tradicionales de la vida en el campo.
Allí se pueden observar las virtudes de la 'autosuficiencia': la satisfacción personal por realizar un trabajo con las propias manos para obtener alimentos, así un punto de interrogación por el sendero que ha emprendido el mundo moderno al mecanizar, industrializar y llenar de abonos químicos la vida en el campo.

     «El autoabastecimiento no está reservado a quienes posean en el campo unas hectáreas de tierra. El que aprende a arreglarse los zapatos se está volviendo, hasta cierto punto, autosuficiente: no sólo ahorra dinero, sino que acrecienta su satisfacción personal y su dignidad.»

  • «... Se puede conocer a una persona que cultive los tomates más hermosos que hayas visto jamás en un macetero, en el decimosegundo piso de una torre de apartamentos.»
 
     Bueno esto es el comienzo, posteriormente iré insertando fotos del huerto, desde la plantación de la planta, pasando por el desarrollo y posterior recolección de los frutos.

Frase del día: 
"No dejes que nadie te diga que no lo puedes hacer"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada